¿Cómo puedo saber si mi community manager no es un impostor?

9:50 IXOUSART 0 Comments


Están en todas partes. Ayer no existían y hoy, al despertar, inundan el mercado laboral: social media managersocial media analystsocial media strategistcontent managercontent curator y todas las combinaciones anglosajonas que puedan hacerse entre ellos. El community manager –término utilizado comúnmente para aglutinar todos estos conceptos, aunque no sean lo mismo– se ha convertido en una de las figuras laborales más demandas hoy día y, por ende, en una de las más ofertadas… Pero, entre tanta oferta, no es community manager todo lo que reluce. Asegurémonos de no estar ante un falso community manager.
De repente, todo el mundo es community manager. Unos cobran 300 euros al mes; otros, más de 3.500. Los hay que diseñan estrategias de comunicación muy complejas, mientras que otros dejan mensajitos en Facebook y Twitter. Algunos tienen 10 años de experiencia y otros, un curso on line de 20 horas… Y todos ellos se llaman community manager. Por si fuera poco, también existe el aclamado sobrino o hijo de vecino que “te lleva el Facebook gratis”. El desempleo, la necesidad, la crisis económica… han creado una burbuja en la que es difícil discernir lo bueno de lo falso. Entre tanta oferta, ¿cómo puedo saber si mi community manager no es un impostor?
Si eres directivo de una pyme o responsable de Comunicación de una gran empresa y no quieres que te den gato por liebre, vamos a darte tres claves para identificar a un falso community manager. Más allá de la formación, experiencia, aptitudes y competencias tecnológicas que tenga, su metodología de trabajo nos revelará si es realmente un profesional en la gestión de medios sociales. Un community manager podrá ser mejor o peor, pero siempre debe ser profesional, y para ello debe cumplir tres perfiles básicos, las 3 ‘E’ del community manager:

  1. El Estratega. En los medios sociales nuestra empresa entra en guerra con la competencia, y para ganarla hay algo más importante que un buen arsenal de recursos: la estrategia. ¿Por qué debemos estar en social media? ¿En qué canales vamos a estar y por qué? ¿Cuáles son nuestros objetivos a corto y largo plazo? ¿Cómo vamos a medir su éxito o fracaso? Nuestra presencia en medios sociales debe estar planificada al detalle antes de dar el salto. Para ello es necesario diseñar el Plan de Social Media, la biblia del community manager. Si no es un estratega, no es community manager.
  1. El Espía. La información es poder, más aún si es de la competencia, ya que nos ayudará a saber en qué posición estamos frente a ella, qué está haciendo bien –para copiarlo– y qué está haciendo mal –para evitarlo–. Es la mejor forma de adelantarnos y ser líderes. Por ello, el community manager disecciona a la competencia a través de un informe normalmente conocido como Análisis de la Competencia, y además rastrea la Red en busca de toda aquella información que pueda ser relevante para su marca o empresa, volcándola en lo que llamamos informes de monitorización. Si no es un espía, no es community manager.
  1. El Estadista. Es fundamental que sepamos en todo momento si nuestra estrategia en social media está surtiendo el efecto planificado, de ahí que el community manager deba realizar un seguimiento continuo de los objetivos, que debe plasmar en un informe de seguimiento, que incluye métricas, KPI y gráficos; una narración, en la que interpreta los datos obtenidos, ofrece conclusiones y aporta mejoras; y una presentación, para trasladarle a su cliente toda la información relevante de forma sencilla y muy visual. Siempre que invertimos esfuerzo y dinero en algo, queremos saber su retorno, es decir, el beneficio obtenido en relación con la inversión realizada, y para eso debemos crear estadísticas que midan todos nuestros movimientos en medios sociales. Si no es un estadista, no es community manager.
A falta de una titulación oficial que nos sirva para demostrar objetivamente la validez de estos profesionales, estas 3 ‘E’ nos ayudarán a identificar a un falso community manager. No obstante, como afirma la carismática CEO de SocialPhiliaGaby Castellanos, hay algo que no podemos obviar y que es válido para otras muchas profesiones: “Saber manejar el entorno como usuario no significa tener la capacidad para usarlo de manera estratégica y eficaz. El conocimiento o manejo de una herramienta no es igual al talento y/o la capacidad estratégica o creativa”. Es decir, saber usar Photoshop no nos convierte en grandes creativos o directores de arte. Uno no tarda 3 semanas en ser bróker. Tampoco en ser community manager. Ser estratega, espía y estadista lleva su tiempo. Vía: elblogdesignos


0 comentarios:

Gracias por tu comentario!!!