10 Claves de oro para elegir la imagen perfecta para tu web

8:55 IXOUSART 0 Comments



Las imágenes son uno de los elementos de diseño más críticos que los diseñadores implementan en las webs. Incluso en un mundo de diseño web rendido al diseño minimalista y sencillo, las imágenes todavía juegan un papel muy importante a la hora de determinar el éxito o el fracaso de una página web. Para no irnos por las ramas: no te puedes permitir el lujo de equivocarte con las imágenes de tu web. Una estrategia de selección de la imagen perfecta puede ayudarte a marcar la diferencia con tu competencia.
 
Esta estrategia consiste en 10 reglas de oro que hay que seguir para elegir la imagen perfecta para tu web.
 
1. Imágenes que provocan emociones en el visitante
Las fotografías con un reclamo emotivo influyen en crear un sentimiento de marca en el visitante. Si los protagonistas de una imagen están tristes, hay muchas opciones de que el usuario se sienta triste. Por tanto, la pregunta que debemos hacernos es: ¿qué emoción queremos provocar? La respuesta a esta cuestión es muy importante y hay que tenerla clara antes de elegir las imágenes de una web.
 
Calcular las emociones que pueden influir en cómo tu público se siente sobre tu servicio, tu producto o tu marca es crucial. Lo que funciona es el contagio emocional, es decir, la tendencia a que dos personas converjan emocionalmente y lo que tenemos que hacer es facilitar esta convergencia eligiendo fotos que encarnen la emoción que queramos que el consumidor sienta sobre nuestro producto. Las imágenes desatan esta convergencia emocional que lleva a la conversión.
 
2. Conmoción y asombro
Las imágenes que conmocionan consiguen la atención del visitante. Las tácticas de conmoción y asombro funcionan si las imágenes son relevantes y responden al objetivo de la página web. Las fotografías irrelevantes no funcionan con los usuarios por mucho que capten su atención. El objetivo de la conmoción y el asombro es asegurar que el mensaje de la marca se transmite a través de la imagen.
 
3. Fascinación
Las imágenes que fascinan tienen una peculiar forma de permanecer en la memoria. Tiempo después de visitar una web, todavía recordamos sus imágenes. Hay algo en ese tipo de imágenes que nos llevan a reflexionar sobre lo que significan.
 
4. Imágenes para motivar
La fotografía elegida debe ser buena, pero también debe persuadir a la gente para que adopte alguna decisión en relación con nuestros productos o servicios. Tiene que tener una inherente habilidad para convertir al visitante en cliente. Esta debería ser su meta. El foco principal debe ser motivar a la gente para que tome una decisión informada, convirtiéndose la imagen en un parte esencial de la actividad de distribución de información de tu página web.
 
5. Intemporal
Las imágenes de tu página web necesitan resistir el paso del tiempo, porque es más que probable que no vayas a cambiarlas con frecuencia. De hecho, lo más habitual es que sólo las cambies cuando afrontes un rediseño de la web. Por este motivo, es importante que las imágenes den una imagen fresca siempre. Elige fotografías que creas que no parecerán anticuadas después de algún tiempo.
 
6. En sintonía con tu marca
Las mejores imágenes son aquellas que no dejan espacio a la imaginación y que están en perfecta sintonía con tu marca, sus productos o servicios, tus principios, valores y objetivos.
 
7. Las imágenes no deberían distraer
Hay ocasiones en las que aterrizas en una web y te quedas atrapado por sus imágenes, pero te preguntas de qué va todo eso que estás viendo. Básicamente esto significa que las imágenes te han distraído y han evitado que te centres en el mensaje que la web quiere lanzar.
 
8. Destaca a personas que representen a tu público
¿Para quién es la web? Estoy seguro de que conoces a tu público. Por tanto, ¿por qué no usar fotografías de personas que son parte de ese público? Tales imágenes hacen mella profundamente en los visitantes de tu web y también mejoran la confianza y credibilidad de la misma.
 
9. Coherencia
El diseño de una página web es una forma visual de contar una historia y las imágenes ayudan a contar una historia que enganche a los visitantes y lentamente les persuada de probar un particular servicio o producto. Por tanto, las imágenes son un elemento crucial de diseño que ayudan a que la historia avance. Por este motivo, es importante mantener una coherencia entre las imágenes elegidas para una web, de tal forma que todas juntas construyan una imagen de marca.
 
10. Calidad
Y, por último: todo se reduce a la calidad de las imágenes. Deben tener la resolución perfecta, ser de gran tamaño y cumplir los más altos referentes de nitidez. Podrías pensar que esto es más que evidente, pero aún así la naturaleza fundamental de esta regla nos dice que nunca se recuerda demasiado a menudo.
 
Conclusión
Seguir estas reglas no sólo te ayudará a diseñar tu página web con un gran atractivo visual, sino que también aumentará su valor funcional. Ambos elementos son importantes si quieres que tu web se propague entre tu público objetivo.
 
Puedes leer el artículo original aquí - Vía | pasquino
La foto es de Geralt.

Quizá te interese:

0 comentarios:

Gracias por tu comentario!!!