¿Qué hacer si tienes una página NiNi: Ni vende, Ni leen?

15:19 IXOUSART 1 Comments


Uno de los principales dolores de cabeza que tienen las personas y las empresas con sus páginas de internet es el hecho de que aparentemente no les sirve más que como una tarjeta de presentación muy costosa.
Tener una página web NINI (ni vende, ni la leen) puede ser tan molesto como la mismísima plaga juvenil; ya que, al final del día, es algo que está ahí pero en realidad no hace nada.

Existen las páginas web NINIS debido al desconocimiento generalizado que se tiene hacia la industria. En muchas ocasiones el factor decisivo para el diseño de una página es: “es que se ve bonito”. Sin embargo, como dice el dicho; verbo mata carita, y en este caso, el verbo se llama optimización SEO.
Aunado al desconocimiento del mercado, algunos herejes que se hacen pasar por internet marketers, crean páginas web bajo criterios netamente estéticos. No los culpo, saben hacer tarjetas de presentación digitales muy bonitas, pero en ningún caso pueden ser consideradas páginas web profesionales.

¿Cómo puedo identificar si tengo una página web NINI?

Con base en un análisis de las páginas con las que he trabajado, existen 5 características que pueden presentar los sitios web NINIS.
  1. Porcentaje de rebote altísimo.
  2. Google no lo pela.
  3. Está hecho en flash.
  4. No se mueve ni para ir al baño.
  5. Es demasiado complejo.


1.- Porcentaje de rebote altísimo.

El porcentaje de rebote es la estadística que nos dice cuantas personas que entraron a nuestra página web, la abandonaron inmediatamente. En otras palabras, si existiera una forma para medir el porcentaje de personas que van a una cita a ciegas y al ver la cara de sapo (de la página web), se llamaría porcentaje de rebote romántico (o algo por el estilo).
A diferencia de una cita a ciegas, aquí no sentimos pena si abandonamos inmediatamente la página web NINI

2.- Google no lo pela.

Cuando trabajas en internet marketing, la primera lección que aprendemos es que Google es una especie de señor feudal capaz de hacer y deshacer a su antojo, mientras que nosotros, simples peones, debemos acatar sus reglas y tratar de permanecer en su gracia (primera página de resultados de búsqueda)
Aquel que no cumpla con sus decretos, será inevitablemente desterrado del reino, en otras palabras, no será indexado en los primeros lugares de la lista.

3.- Flash.

Flash es el equivalente a cuando decimos “bonita pero tonta”.
No uses flash. Solo no lo uses.
¿Por que? Es muy sencillo, a los motores de búsqueda no les gusta indexar Flash (tiene el mal de ojo se podría decir). Google (y sus rivales menos populares) solo indexan hipertexto; el contenido Flash es multimedia y no es indexado por ellos.

Explicación gráfica de lo que es una página web en flash para Google.

4.- No se mueve ni para ir al baño.

Crear una página web solo para estar en internet es una mala idea.
Esta mentalidad es lo que ocasiona que las personas gasten (no inviertan) tanto dinero en una simple tarjeta de presentación online.
Una página web estática (que no se actualice constantemente con nuevo contenido) es como el niño que tiene miedo de invitar a las niñas a bailar y se queda escondido en un rincón de la fiesta. Si tomamos en cuenta que Internet Marketing no es un cuento de Disney, las probabilidades de que ese niño (entiéndase la página web) nunca llegue a conocer el amor de una buena mujer (entiéndase tu mercado meta) las probabilidades son considerablemente altas.

5.- Demasiado complejo.

Muchas veces nos encariñamos tanto con nuestra forma de pensar y nuestro producto o servicio, que creemos que mientras más información técnica pongamos y recopilemos, la persona se sentirá mas impresionada hacia nosotros. Hacer una página web demasiado compleja es como llegar a la primera cita y hablar sobre el manual técnico para volar helicópteros, a menos que estés sentado con alguna ingeniera, probablemente después de 20 palabras empezarás a sonar como la maestra de Charlie Brown.
Yo sé que tu producto es fascinante, créeme, podría pasarme horas escribiendo sobre el algoritmo de Google, pero lo más probable es que en el segundo párrafo me mandes a volar por parecer un bastardo presuntuoso. Hay que conocer al mercado, y si de algo estoy seguro, es que el mercado no tiene tiempo para leer sobre cada detalle de tu fantástico producto.

Ok, ya me dijiste lo que está mal en mi página web ¿Ahora que?

A pesar de todo lo que he escrito, no nos encontramos en una especie de apocalipsis zombie, en donde no hay más que migajas para repartir. Todo lo contrario, tenemos una gran ventaja, el mercado de habla hispana apenas comienza a dar sus primeros pasos en este tema. Existen muchas cosas que se pueden aprender del mercado anglosajón que a invertido millones de dólares (no es choro) en aprender como funcionan los negocios por internet.
La siguiente es una guía que tienes que considerar para empezar un negocio por internet exitoso.
  1. Estudio de búsqueda de palabras clave (Keyword Research).
  2. Optimización SEO.
  3. Bloguea.
  4. Utiliza el email marketing.
  5. Has presencia en las Redes Sociales
  6. Que sea Responsive
  7. Crea una estrategia para social media.
Tener un sitio web NINI es una de las cosas más molestas que puedas imaginar, consume tus recursos, te cuesta su alojamiento y no hace nada más que estar ahí sin hacer nada. ¿Cuánto tiempo puedes aguantar algo así antes de querer aventarle un zapato a ver si reacciona?

 Vía: Yeux

1 comentario:

  1. gracias por la información de veras que tienes la razón... abrazos sos un teso

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!!!